La última vez

Ese día que te diriges al hospital nerviosa, inquieta, expectante de lo que pueda pasar ese día es la primera y la última vez de muchas.

Ese día que por primera vez agarras su manita y él aprieta fuertemente tú dedo, ese día que una lágrima recorre tu mejilla de la emoción, ese día que te enamoras de tu verdadero amor, ese es el primero y el último de muchos días.

Ahí comienza una historia de noches sin dormir, de llantos desconsolados, de rabietas prendidas a tu pierna…

Quizás te arrepientas y anheles tú anterior vida, o quizás seas una de esas afortunados que disfruta de una crianza tranquila y relajada.

Pero a tí, a mí, y a todas nos pasa que en algún momento nos gustaría volver atrás y retomar la libertad.

Y sin darte cuenta empiezan las últimas veces…

  • Quizás esta sea la última vez que tome teta.
  • Quizás esta sea la última vez que utilice pañal.
  • Quizás esta sea la última vez que se desliza entre tus sábanas buscando un mimo en medio de la noche.
  • Quizás esta sea la última vez que te de un beso en la puerta del colegio.
  • Quizás esta sea la ultima vez que quiera que lo bañes

Entonces párate y disfruta antes de que sin darte cuenta comiencen las últimas veces

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.