Cuando no quise ser mujer

A las diez semanas se fue, se fue y me dejó un vacío tan grande que todavía hoy, cinco años después no puedo llenar.

Nunca había sentido tal dolor, nunca una soledad tan grande, un no saber explicar al mundo todo lo que pasaba por mi mente y mi corazón, todo lo mi alma estaba padeciendo.

Nadie, nadie puede entenderlo, a no ser que lo haya pasado, y algunas que lo han pasado no han sabido llegar a esta emoción, no han sabido pasar este duelo porque la sociedad te lo impide, te lo reprocha, te lo aísla, lo confunde y lo encierra sin que puedas expresarlo con libertad.

La gente no lo menciona cuando te encuentra en la calle, como si no hubiese ocurrido nada, como si nunca hubieses estado embarazada, como si tu hijo o hija no existiera.

Depressed young woman crying

A veces prefieres que no te lo recuerden, otras te gustaría contarlo y desahogarte en voz alta.

La herida siempre estará ahí, has sentido tu cuerpo de mujer en pleno funcionamiento, quizás has sentido sus primeros movimientos, te lo habías imaginado y nunca dejarás de amarlo, aunque un nuevo bebé arcoiris venga a iluminar tu día a día.

En 2013 me sentí mujer plena, pero también experimenté el dolor más grande que se puede sentir, la muerte, y por primera vez en mi vida desee no ser mujer, no experimentar todas esas sensaciones de nuevo, sentí miedo de volver a vivir la pérdida y desee no tener el privilegio de ser de nuevo dadora de vida.

A día de hoy vivo mi segunda maternidad de manera plena pero nunca me separe de ese miedo. Muchas noches me despierto llorando, como si la pesadilla fuese real, ahora soy consciente que muchas madres sueñan con lo mismo tras tener un bebe, con la posibilidad de que este muera. Y es normal, es normal el miedo a perder nuestro tesoro más preciado, pero como muchos otros sentimientos nos los guardamos y los escondemos en lo profundo de nuestra alma, pensando que son solo nuestros y sintiéndonos bichos extraños.

Mother Suffering From Post Natal Depression

Ábrete a tu círculo de mujeres más cercano, comparte lo que pasa en tu alma, déjalo salir para comprobar que tus temores son los mismos que los nuestros, que compartimos preocupaciones, libéralas al acercarte a tu tribu

Merche Calo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.